La Alianza presenta alegaciones a la modificación Plan Territorial de Ibiza

La Alianza por el Agua exige mayores medidas de ahorro y reutilización del agua en viviendas en suelo rústico en la nueva modificación del Plan Territorial de Ibiza

La Alianza por el Agua de Ibiza y Formentera exige mayores medidas de ahorro y reutilización del agua en nuevas viviendas en suelo rústico en la nueva modificación del Plan Territorial de Ibiza, actualmente en fase de consulta pública hasta el 13 de julio. Esta propuesta de modificación del Plan Territorial únicamente incluye como medida la recogida de aguas pluviales y almacenamiento en aljibe de 15 m3 de volumen. La Alianza por el Agua estima muy insuficiente esta única medida y  cree necesario duplicar el volumen de almacenamiento del aljibe o aumentar en función de la superficie de la nueva vivienda (0,3 m3 de volumen de aljibe por cada 1 m2 de superficie de vivienda). Así mismo, la modificación del Plan Territorial debería incluirse medidas básicas obligatorias de ahorro tales sistemas de sanitarios de alta eficiencia, duchas y grifos de bajo flujo e instaladores de medidores de agua para un control efectivo del ahorro.

Además, la Alianza por el Agua exige el paso de recomendación a obligatoriedad de las medidas del Plan Territorial recogidas en su apartado de Desarrollo Sostenible. En este sentido, deberían ser de obligado cumplimiento la reutilización de aguas pluviales para consumo humano, el reciclaje de aguas grises mediante la implantación de redes separativas que permitan su reutilización e incorporar la reutilización de aguas residuales de la vivienda para inodoros y riego. La Alianza por el Agua destaca también la necesidad de un mayor control del elevado consumo de agua en suelo rústico de grandes superficies de ajardinamiento mediante la autorización únicamente de jardines de clima mediterráneo de bajo consumo de agua. De esta manera se reduciría el impacto hídrico de estas grandes superficies de césped y vegetación tropical que también ocasionan un grave impacto paisajístico en el entorno. Esta medida debería acompañarse de una gestión eficiente de las piscinas para evitar el despilfarro de agua por un llenado y vaciado de agua frecuente.

En la actualidad, las viviendas en suelo rústico consumen gran parte de los recursos hídricos subterráneos para consumo humano en la isla de Ibiza, alcanzando hasta un 30%. Por todo ello, la Alianza por el Agua defiende la urgencia de todas estas medidas de ahorro y reutilización de aguas para revertir la grave situación de sobreexplotación actual de los acuíferos de la isla de Ibiza y su vulnerabilidad frente a la sequía.

Ir al contenido