La Alianza por el Agua sospecha que la desaladora de Santa Eulària no está en funcionamiento

La Alianza por el Agua de Ibiza y Formentera sospecha que la desaladora de Santa Eulària no está en funcionamiento. La organización, a través de su Observatorio del Agua, está realizando este verano un estudio sobre los vertidos de los principales emisarios submarinos de la isla de Ibiza. El pasado miércoles 18 de julio, realizó además una inmersión a la boca de captación de la desaladora de Santa Eulària y observó que no se estaba en funcionamiento.

Esta evidencia ponen de manifiesto la posibilidad que la desaladora de Santa Eulària continua parada a pesar de las declaraciones del Govern de les Illes Balears sobre su puesta en marcha que realizó el pasado 5 de julio. La Alianza recuerda que la principal demanda de agua en la isla es para consumo humano y la desalación del agua es la única solución para reducir el uso de pozos de abastecimiento urbanos y conseguir evitar la sobreexplotación actual de los acuíferos de la isla. En este sentido, la Alianza estima que todos los ibicencos tenemos una deuda ambiental con nuestra isla por años de sobreexplotación de los acuíferos y es el momento de revertir la situación para la recuperación de los recursos hídricos y ecosistemas acuáticos.

El mencionado estudio de vertidos y estado de los emisarios submarinos de Ibiza está evaluando el adecuado funcionamiento de las principales depuradoras de la isla y la calidad del agua de los vertidos a las aguas costeras. Para ello, se están tomando muestras periódicas durante este verano y así mismo se realizará una inspección y filmación de los emisarios con la colaboración de escuelas de buceo, asociaciones conservacionistas y voluntarios de la isla. La Alianza por el agua tiene como objetivo principal promover la mejora del ciclo del agua que incluye la adecuada depuración y vertido a las aguas costeras. En este sentido, la Alianza por el Agua estima que las aguas costeras son uno de los principales recursos turísticos de la isla y la autoridad balear competente debe garantizar su calidad.

Ir al contenido