La Alianza por el Agua publica sus indicadores del Agua 2019

La Alianza por el Agua ha publicado los resultados de los indicadores anuales del agua para 2019. Los indicadores se encuentran aquí.

Los indicadores del agua describen de manera sencilla y actualizada la gestión y estado de los recursos hídricos de Ibiza y Formentera. Se ordenan en temas clave de acuerdo con la normativa vigente: sequía, estado de las masas del agua, abastecimiento y saneamiento. Los indicadores se revisan anualmente con la información disponible de las autoridades competentes (estatal, autonómica y local).

Para este año, los indicadores desarrollados son los siguientes:

  • Sequía meteorológica
  • Sequía hidrológica
  • Estado cuantitativo de las masas de agua subterránea
  • Producción de agua desalada
  • Pérdidas en la red de suministro
  • Consumo relacionado con la actividad turística
  • Calidad de entrada de las aguas a las depuradoras
  • Calidad de las aguas depuradas
  • Calidad de las aguas de baño

Las principales conclusiones de este informe son las siguientes:

  • En 2018 se han registrado mayores pluviometrías con respecto a los años anteriores. En Santa Eulària solo se daban mayores pluviometrías en 2011, mientras que en Ibiza no se registran pluviometrías mayores desde 1996. En Formentera es el año más lluvioso desde 2012
  • 2019 ha sido un año caracterizado por una sequía leve en las Pitiusas.
  • La mitad de los años estudiados se han caracterizado por una sequía más o menos intensa
  • Ibiza ha sufrido tres periodos de alerta de sequía en los últimos 10 diez años (2014, 2015 y 2016). Entró en prealerta durante el verano de 2019; volviendo a la normalidad durante el invierno.
  • El índice de sequía en Formentera ha tenido fluctuaciones muy acusadas en comparación con la isla de Ibiza. En la última década ha alcanzado la prealerta por sequía en mínimo tres ocasiones.
  • Más de la mitad de los años estudiados se han caracterizado por alcanzar índices por debajo del de normalidad.
  • 8 de las 16 masas de agua presentes en Ibiza se encuentran con un mal estado cuantitativo y una de ellas en riesgo.
  • La única masa de agua subterránea de Formentera se encuentra con un mal estado cuantitativo y se ha agravado su estado desde 2012.
  • La cantidad de agua desalada producida en las Pitiusas ha aumentado en un 41% desde 2015.
  • Las desaladoras de la isla de Ibiza alcanzaron el máximo de producción durante agosto de 2019; mientras que en los primeros meses del año produjeron a la mitad.
  • La cantidad de agua desalada entregada en Sant Antoni ha disminuido un 35% desde 2015.
  • El municipio con mayor cantidad de agua desalada suministrada por habitante registra es Sant Josep.
  • En 2019, en un 62,8% del agua consumida se dio durante los meses de temporada alta, en Formentera asciende al 74,9%. Este aumento se da en todos los municipios de las Pitiusas.
  • El aumento en el volumen de agua consumida se daría mayor presión humana a la que se ve sometida la isla y no por un aumento en el consumo de manera individual en el caso de Ibiza. En Formentera, la dotación por persona aumenta a más del doble.
  • El agua no registrada asciende a un 28% en la red de suministro de la isla de Ibiza hasta alcanzar 4,3hm3 durante 2019, un volumen superior a la producción de la desaladora de Ibiza para el mismo año.
  • San Josep y Santa Eulària superan el 25 % de aguas no registradas en la red requerido por el Plan Hidrológico de Baleares para el año 2021.
  • Formentera es el municipio pitiuso con menor porcentaje de aguas no registradas (10,0%).
  • En 2019, 9 de las 10 depuradoras de la isla de Ibiza recibieron aguas con materia orgánica o sólidos en suspensión superior a los valores permitidos. En un 81.1% del caudal se superan los límites legales.
  • El 77,1% de las aguas residuales que alcanzan la depuradora de Formentera presentan incumplimiento en los parámetros de calidad.
  • En 2019, 4 de las 10 depuradoras de la isla de Ibiza han vertido aguas deficientemente depuradas.
  • De las aguas depuradas, un 45% se han depurado deficientemente y se han vertido al mar.
  • El 98% de las aguas mal depuradas corresponden a la depuradora de Vila, siendo esta la depuradora que mayor caudal depura en la isla.
  • Todas las depuradoras de la isla de Ibiza excepto la depuradora de Sant Joan vierte aguas con salinidades por encima del límite para su reutilización
  • Un 72,16% de las aguas depuradas en la isla de Ibiza muestran salinidades elevadas, inutilizándolas para uso agrícola.
  • En el caso de Formentera, el 63,8% del agua muestra salinidades que la inutilizan para uso agrícola.
  • En los últimos 9 años, se ha dado una reducción en la calidad en 10 de las 41 zonas de baño analizadas en la isla de Ibiza.
  • En Ibiza, de los 41 puntos de muestreo en 6 de ellos se ha dado un mínimo de un evento de contaminación fecal.
  • En la isla de Formentera la calidad se ha mantenido “excelente” en todos los puntos de baño analizados y sin contaminación fecal.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Ir al contenido