La Alianza por el Agua instará al Govern Balear a incrementar los medios humanos y económicos para mejorar la gestión del agua en las Pitiusas

La Alianza por el Agua acordó en su Asamblea General instar al Govern Balear la necesidad de incrementar los medios humanos y económicos para revertir la grave situación de la gestión del agua en las Pitiusas. En este sentido, se estima prioritario incrementar los medios humanos de la Comisión Balear de Medio Ambiente para agilizar los trámites de evaluación ambiental de proyectos de infraestructuras hídricas municipales. También, es necesario fortalecer los recursos humanos de la Dirección General de Recursos Hídricos para agilizar la tramitación de las obras de conexión de la nueva depuradora de Ibiza así como su puesta en marcha. La Alianza recuerda que el actual retraso de la puesta en marcha de la nueva depuradora de Ibiza provoca el continuo vertido al mar del 40 % de las aguas residuales de la isla de Ibiza deficientemente depuradas. Así mismo, se urge aumentar más medios humanos para la gestión eficiente de la regulación de las aguas subterráneas. Actualmente, se produce un perjuicio del impulso de proyectos de jóvenes agricultores, que sufren un gran retraso para iniciar su actividad por la demora de la autorización del uso de aguas subterráneas.

En la Asamblea General de la Alianza por el Agua también se acordó reclamar al Govern Balear que inicie una línea prioritaria del Impuesto de Turismo Sostenible destinada a los ayuntamientos para la mejora del ciclo urbano del agua. Así, es necesario el apoyo económico para mejorar la red de abastecimiento y reducir las pérdidas de agua. Esta actuación es fundamental para aprovechar los recursos hídricos limitados de agua de las islas y garantizar el abastecimiento urbano de agua en el periodo estival. En la actualidad, se ha aumentado el consumo municipal de agua desalada para reducir la presión sobre los acuíferos pero la producción de agua de las tres desaladoras de la isla de Ibiza es insuficiente dado que se pierde una media del 30 % del agua en la red de suministro municipal.

Además, urge una mayor financiación a través del impuesto de turismo sostenible para mejorar la red municipal de alcantarillado  como base para la adecuada depuración y posterior reutilización. Así, la actual falta de red separativa de aguas pluviales y fecales provoca el colapso de las depuradoras en periodos de lluvias por la sobrecarga de caudal de aguas pluviales que impide la adecuada depuración de las aguas residuales. El actual mal estado del alcantarillado provoca la entrada de agua de mar y la salinización de las aguas residuales depuradas, impidiendo su reutilización para uso agrícola. En este sentido, se acordó también exigir a la Conselleria de Agricultura del Govern Balear a poner en marcha de Ibiza la balsa de riego agrícola con agua regenerada de Sa Rota. Esta infraestructura se finalizó hace 20 años pero nunca ha estado en funcionamiento. El impulso del agua regenerada de depuradora en las Pitiusas es determinante para recuperar la actividad agrícola, garantizar la conservación del paisaje rural y promover el producto local.

La Asamblea General de la Alianza se celebró este martes 17 de diciembre y contó con la asistencia de técnicos y concejales de los municipios de Ibiza, Sant Josep, Santa Eulària y Sant Joan. Así mismo, asistieron miembros del sector empresarial (Aqualia y FACSA), del sector agroforestal (Cooperativas agrícolas, comunidad de regantes de Formentera, y la asociación de Propietarios Forestales) así como del sector conservacionista y asociativo (Fundación Ibiza Preservation y Voluntaris Eivissa).

Ir al contenido