El eterno retorno de la sequía, nuestro día de la marmota

En la película de los años 90, atrapado en el tiempo, su protagonista sufría la condena de vivir el mismo día, el popular día de la marmota estadounidense. Su tragedia, cual héroe griego caído en desgracia, era sufrir vivir el mismo día una y otra vez ante su incapacidad a resolver los mismos acontecimientos diarios. En la isla de Ibiza, nuestro día de la marmota es la repetición de las sequías periódicas y nuestra condena es sufrir los efectos de la sequía por la incapacidad de hacer frente a este riesgo natural cíclico. Este septiembre el Govern Balear ha anunciado que la isla de Ibiza ha entrado en prealerta de sequía. Una vez más este verano se han producido pérdidas de las cosechas y pozos secos y salinizados. En estado de prealerta, reducir el 10% consumo doméstico en viviendas aisladas o el uso de agua desalada para abastecimiento son medidas de obligado cumplimiento de acuerdo con el Plan Balear de Sequía. Sin embargo, no saldremos de nuestro día de la marmota hasta que no impulsemos medidas a medio y largo plazo para reducir el consumo de agua de pozo para abastecimiento urbano y residencial.

Leer más

Ir al contenido