SEQUÍA METEOROLÓGICA

Biblioteca

Claves

  • En 2020 se han registrado menores pluviometrías con respecto a los años anteriores. En Ibiza no se daban pluviometrías tan bajas desde 2014, mientras que en Santa Eulària 2019 y 2020 registraron mismas pluviometrías En Formentera es el año menos lluvioso desde 1999.
  • 2019 ha sido un año caracterizado por una sequía moderada en las Pitiusas.
  • La mitad de los años estudiados se han caracterizado por una sequía más o menos intensa

DefiniciónEvolución del índice de sequía meteorológica.
Metodología

Este indicador pretende analizar la variación del Índice de Precipitación Estandarizado (SPI) durante las últimas décadas.


La sequía meteorológica se define como la disminución de las precipitaciones en una región concreta respecto al valor medio de esta región y durante un tiempo determinado. Se calcula mediante el SPI y la información se extrae de las estaciones de AEMET.


Este índice supone que la precipitación se distribuye según una distribución normal y por lo tanto se puede evaluar la desviación de las precipitaciones de un año en concreto con respecto a la media de la serie temporal.

UnidadesSPI (Índice de Precipitación Estandarizado)
TemporalidadAnual (serie 1970-2020)
Escala geográficaSegún estaciones de medida, Insular (Pitiusas)
Fuentes de informaciónGovern de les Illes Balears:Direcció General de Recursos Hídrics.
Observaciones

El índice distingue 4 intensidades de sequía según el valor del SPI:  Sequía leve (entre 0 y -0,84), sequía moderada (-0,84 y -1,28), sequía severa (-1,28 y -1,65) y extrema (<-1,65).

Las estaciones que se analizan en las Pitiusas están en el  Aeropuerto de Ibiza (B954), en Santa Eulària (B962) y en Formentera (B984 y B988).

Resultados

Según los datos de la estación del aeropuerto de Ibiza, se identifica 1 año de sequía extrema (1983), 3 de sequía severa y 21 entre sequía moderada y leve. 25 de los 48 años estudiados han presentado precipitaciones por debajo (o con el mismo valor) de la serie temporal (Figura 2). En concreto, 2020 se ha caracterizado por ser un año de sequía moderada; por lo tanto, llevamos dos años consecutivos secos meteorológicamente, 2019 con sequía leve, y 2020 con sequía moderada.

De acuerdo con los valores del SPI de la estación de Can Palerm en Santa Eulalia, se detectan 3 años de sequía extrema (1983, 1999 y 2000; 2 de ellos consecutivos), 2 de sequía se severa y 20 de sequía moderada y leve. 26 han presentado valores del SPI por encima del valor de “sequía” (Figura 1). 2020 registró valores de SPI de -0,8; haciendo de 2020 un año seco, caracterizado por una sequía leve. Esta estación ha registrado los dos últimos años consecutivos pluviometrías por debajo de la media, caracterizándose por una sequía leve.

En Formentera hay dos estaciones de AEMET. Según los valores arrojados por éstas, se ha sufrido 1 sequía extrema en el año 1983, 1 moderada en 1995 y 23 entre sequías moderadas y leves. 25 años han presentado valores del SPI por encima del valor medio temporal (Figura 3). 2020 se ha caracterizado por ser un año de sequía moderada, por lo que los dos últimos años consecutivos han sido años caracterizados por sequía (2019 sequía leve y 2020 sequía moderada).

Es decir, según las estaciones de AEMET que se encuentran entre Ibiza y Formentera, se puede extraer que el año 1983 fue un año de extrema sequía y que el año 1999 también supuso una sequía severa. Como norma general, la mitad de los años estudiados se han caracterizado por una sequía más o menos intensa. En 2017, 2019 y 2020 se ha sufrido sequía (moderada registrado en la estación del aeropuerto en 2017), en concreto, 2020 se ha caracterizado por una sequía moderada según la estación del aeropuerto de Ibiza y la estación de Formentera y leve según la estación de Santa Eulària.

Por otro lado, en la isla de Ibiza no se han dado años con índices por encima de 1,5 en las dos últimas décadas, mientras que en el periodo comprendido entre 1970 a 1997 se mostraban más recurrentes.

Con respecto los últimos años registrados, 2017 fue un año seco y la pluviosidad de los años anteriores insuficientes (desde 2013 únicamente se ha dado 1 año con índice pluviométrico por encima de 0); 2018 se caracteriza por ser un año húmedo, pero en 2019 se vuelve a tener un año seco, caracterizado por una sequía leve y 2020 un año caracterizado por una sequía moderada.

Figura 1. Evolución del indicador de sequía meteorológica para la estación de Santa Eulària (1970-2020). (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Figura 2. Evolución del indicador de sequía meteorológica para la estación del aeropuerto de Ibiza (1970-2020). (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Figura 3. Evolución del indicador de sequía meteorológica para las dos estaciones de Formentera (1970-20). (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Ir al contenido