CALIDAD DE LAS AGUAS DE BAÑO

Biblioteca

Claves 

  • En los últimos 9 años, se ha dado una reducción en la calidad en 15 de las 41 zonas de baño analizadas en la isla de Ibiza.
  • En Ibiza, de los 41 puntos de muestreo en 11 de ellos se ha dado un mínimo de un evento de contaminación fecal; el doble que en 2019.
  • En la isla de Formentera la calidad se ha mantenido “excelente” en todos los puntos de baño analizados y en 2020 se dio 1 evento de contaminación fecal.
DefiniciónCalidad de las aguas de baño.
MetodologíaEste indicador pretende ofrecer perspectiva sobre la calidad de las aguas de baño en la isla de Ibiza y en Formentera y su evolución temporal.
Para ello, por un lado se emplean los datos ofrecidos por el Govern de les Illes Balears, cuyo procedimiento para la determinación de la calidad de las aguas de baño ha sido el siguiente:

• Para cada punto de muestreo, se toman un mínimo de 8 muestras a lo largo del periodo estival (además de una muestra inicial, previa al comienzo de la temporada estival).
• De estas muestras se analizan diferentes parámetros de evaluación de la calidad. Los parámetros obligatorios de control constarían de dos microbiológicos (enterococos intestinales y Escherichia coli) y diversos observables (transparencia del agua, presencia de residuos alquitranados, flotantes, vidrios, etc.).

En el caso de que los valores límite establecidos sean superados, se realizan muestreos complementarios. Los valores máximos establecidos para enterococos intestinales y Escherichia coli son de 200 y 500 UFC o NMP/100ml, respectivamente.

Por otro lado, para los casos de contaminación microbiológica puntal se toman los datos de NÁYADE, que es uno de los sistemas de información sanitaria que el Ministerio de Sanidad utiliza para la coordinación con las administraciones autonómica y local. Está basado en los criterios del Real Decreto 1341/2007, de 11 de octubre, de calidad de las aguas de baño y la Directiva 2006/7/CE sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño.
En las aguas de baño se controlarán analíticamente al menos los dos parámetros microbiológicos (Enterococo intestinal y Escherichia coli) que conforman la serie de datos mediante la cual se realiza la clasificación anual; mediante inspección visual se determinará la transparencia del agua; si existe la presencia de medusas; residuos alquitranados, de cristal, de plástico, caucho, madera, materias flotantes, sustancias tensioactivas, restos orgánicos, y cualquier otro residuo, contaminación u organismo. Además, se controlarán aquellos otros parámetros que la autoridad competente considere necesarios.
Además, para el control de la contaminación microbiológica puntual, también se han empleado datos del Ayuntamiento de Sant Josep de sa Talaia; que solicita durante la temporada alta análisis de las playas, siguiendo los mismos criterios legales que en el sistema NÁYADE.Este indicador pretende ofrecer perspectiva sobre la calidad de las aguas de baño en la isla de Ibiza y su evolución temporal.
UnidadesCategorías: “Calidad excelente”, “Calidad buena”, “Calidad suficiente” y “Calidad insuficiente”
TemporalidadIrregular (2010, 2015 y 2020)
Escala geográficaInsular
Fuentes de informaciónGovern de les Illes Balears: Conselleria de Salut
Gobierno de España: Ministerio de sanidad, consumo y benestar social, sistema de Información Nacional de Aguas de Baño, Náyade
Ajuntament de Sant Josep de sa Talaia: Departamento de Medio Ambiente, analíticas de calidad de las aguas de baño.
ObservacionesLa calidad de las aguas de baño está regulada por el Real decreto 1341/2007 del 11 de octubre, sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño.

Resultados

Comparando los datos de los años analizados (2010, 2015 y 2020); se aprecia una disminución gradual de la calidad de las aguas de baño en las Pitiusas, y en concreto en Ibiza. En el año 2010 la totalidad de las aguas analizadas fueron clasificadas como “excelentes”; sin embargo, la calidad se ha visto disminuida en diferentes puntos de muestreo de muestreo a lo largo de la década (Figura 1). Si se atiene a la insularidad, se observa que esta disminución en la calidad únicamente se ha dado en Ibiza, puesto que Formentera ofrece unas aguas de calidad excelente para todas las muestras a lo largo del periodo estudiado. En Ibiza en 2010 los 41 puntos de muestreo ofrecieron aguas catalogadas como “excelentes”. En 2015, 38 puntos de muestreo presentaron aguas “excelentes” (3 menos que en 2010) mientras que en 3 espacios las aguas fueron clasificadas como “buenas”. En 2020, en 26 puntos de muestreo las aguas se calificaron como “excelentes” (15 menos que en 2010), 12 puntos de muestreo ofrecieron aguas “buenas” (4 más que en 2015) y 3 mostraron aguas de calidad “suficiente” (en 2015, ningún punto tuvo esa clasificación). Es decir, el deterioro en la calidad de las aguas de baño ha sido continuo en la última década (Figura 2).

La evolución cualitativa a nivel municipal no se presenta de manera homogénea. La calidad ha disminuido en 3 de los puntos de muestreo del municipio de Eivissa; en la playa de Talamanca y en Figueretas; en esta primera, uno de los puntos se consideró agua con calidad “suficiente”. En el caso de San Antonio la pérdida cualitativa se ha dado en 4 localizaciones. De estas, 2 se encuentran en la zona de la bahía, mostrando calidad “suficiente”, otra en Cala Gració (suficiente) y la otra en “Caló des Moro”. En Santa Eulalia en 2 zonas de baño la calidad ofrecida en 2019 fue “buena” (Platja des Riu) y Cala Pada. En las zonas muestreadas del municipio de Sant Joan la calidad de las aguas ha disminuido en 3 puntos de muestreo en el Port de Sant Miquel, Portinatx y s’Arenal Gros mostrando calidad “buena”. En San Josep, se encuentran 3 zonas catalogadas como “buena: Platja des Pinet, Badia de Sant Antoni y Cala Vedella. Sant Antoni es el municipio con mayores pérdidas cualitativas (Figura 3).

La clasificación por categorías se da de manera anual; por lo que la contaminación puntual por fecales en las aguas no se ve reflejada en esta clasificación. Para ello, para analizar la calidad de manera precisa, es preferible atenerse a los muestreos individuales realizados en las playas durante 2020. Para este año se realizan muestras en 51 puntos de baño diferentes en las Pitiusas; de estos, 12 han ofrecido valores de superiores a los permitidos legalmente debido a contaminación por bacterias fecales. En estos casos, en estas zonas de baño se ha recomendado el no baño en una o más ocasiones a lo largo del periodo estival de 2020. En mayoría de estas playas se ha hecho de manera puntual; mientras que en la Platja des Pinet se ha dado en dos ocasiones en esta temporada estival (Figura 4).

En Formentera la calidad de las aguas de baño se ha considerado “Excelente” en todos los puntos muestreados anualmente. Sin embargo, se ha registrado un episodio de contaminación puntual en la Platja des Migjorn.

La calidad de las aguas de baño en las Pitiusas ha disminuido paulatinamente. Parece razonable afirmar que la presión humana (en especial la generada por el turismo) junto con la insuficiencia de las infraestructuras actuales sean las desencadenantes de esta pérdida de la calidad de las aguas. Respalda esta idea que los eventos de contaminación recurrentemente se dan después de eventos de lluvias. Además, con relación a las zonas que se ven afectadas por contaminación de las aguas de baño puede haber alguna relación entre las diferentes estructuras tales como aliviaderos y la contaminación de las aguas costeras.

Figura 1. Evolución en la calidad de las aguas de baño para los años 2010, 2015 y 2020 en Pitiusas. En verde oscuro: Aguas de calidad “excelente”; en verde claro: Aguas de calidad “buena”; en naranja: Aguas de calidad “suficiente” y en rojo (ninguna detectada en el periodo estudiado): Aguas de calidad “insuficiente”. Elaboración propia (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Figura 2. Evolución anual de la calidad de las aguas en la isla de Ibiza en la última década 2010-2020. Elaboración propia. Fuente: Govern de les Illes Balears.

Figura 3. Estado de la calidad de las aguas en 2020. Etiquetadas las playas cuya calidad ha disminuido desde el 2010. Elaboración propia (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Figura 3. Estado de la calidad de las aguas en 2020 en Formentera. Etiquetadas las playas cuya calidad ha disminuido desde el 2010. Elaboración propia (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Figura 4. Playas afectadas por contaminación fecal en Ibiza en 2020. Las playas etiquetadas han mostrado al menos un episodio de contaminación fecal. Elaboración propia (Fuente: Ministerio de sanidad, consumo y bienestar social y Ajuntament de Sant Josep de sa Talaia).

Figura 5. Playas afectadas por contaminación fecal en Ibiza en 2020. Las playas etiquetadas han mostrado al menos un episodio de contaminación fecal. Elaboración propia (Fuente: Ministerio de sanidad, consumo y bienestar social).

Ir al contenido