La Alianza para la gestión sostenible del agua en Ibiza y Formentera está conformada por representantes de instituciones públicas, órganos privados, sociedad civil y sector agrícola quienes ha reconocido de forma consensuada como su objetivo general y principal, la promoción de la gestión integrada de las aguas dulces en Ibiza y Formentera. Y para ello, reconocen los siguientes objetivos específicos:

Servir de Foro para compartir y conocer buenas prácticas en la gestión del agua.
Crear un Observatorio encargado de elaboración estudios e indicadores sobre situación del agua. Publicitar la información sobre determinados temas y dar seguimiento.
Dar apoyo a Campañas conjuntas de sensibilización, información y formación.
Promover un asesoramiento jurídico-legal en aspectos relacionados con la regulación del agua.
Establecer posiciones comunes y consensos frente a temas concretos que afecten al agua así como fomentar la participación de todos los actores.
La primera reunión de la Alianza tuvo lugar el 9 de febrero de 2016 y en esta se presentaron los posibles objetivos y líneas de trabajo. En la segunda reunión celebrada el 25 de febrero se aprobó por consenso el nombre de la Alianza para la gestión sostenible del agua en Ibiza y Formentera y sus objetivos. En esta segunda reunión, la Alianza decidió por consenso, que:
  • Es necesaria más información sobre el avance de la interconexión de la desaladora de Santa Eulària. Es imprescindible su puesta en marcha para el verano.
  • En cuanto a los usos del agua, hay acuerdo en que el agua desalada sea para abastecer los núcleos urbanos y las aguas subterráneas los usos agrícolas y las casas diseminadas.
  • Es necesaria más información y datos reales sobre la situación de los recursos hídricos de la isla, información que debe prestar la Dirección General de Recursos Hídricos del Govern Balear.
  • Son esenciales más recursos económicos y personales así como más control del estado de las masas de agua en la isla de Ibiza y Formentera.
  • Deben ponerse todos los esfuerzos para conseguir destinar las aguas depuradas para riego.

En la reunión del 22 de marzo de 2016 y coincidiendo con el Día Mundial del Agua se aprovechó para presentar públicamente la Alianza y se establecieron como líneas de trabajo priorizadas a corto plazo:

1. El seguimiento de la puesta en marcha de la desaladora de Santa Eulària y de los trabajos de interconexión.

2. La convocatoria del grupo de trabajo sobre campañas de sensibilización conjuntas.

3. La puesta en marcha del Observatorio y para ello se han decidido priorizar tres temas a) Recopilación de datos e información sobre el estado de las masas de agua subterráneas, b) solicitar información sobre el estado de las redes de abastecimiento del agua y saneamiento y las mejoras proyectadas en la red y sus canalizaciones c) fomentar la reutilización del agua y centrarse en el funcionamiento de las depuradoras.
organizacion

Hasta el momento, por sectores, se encuentran representados en la Alianza: