La Alianza para la Gestión Sostenible del Agua de Ibiza y Formentera se reúne con la Dirección General de Recursos Hídricos para intercambiar información sobre las prioridades de 2017 y consensuar posibles áreas de colaboración.

Ayer, 14 de febrero, la Alianza para la Gestión Sostenible del Agua de Ibiza y Formentera viajó a Palma para reunirse con la Directora General de Recursos Hídricos, la Sra. Joana Maria Garau, y la Jefe de los Servicios de Estudios y Planificación, la Sra. Marga Comas, siguiendo la tónica del año anterior, para dar a conocer de primera mano el plan de acción de la Alianza para este año, para intercambiar información sobre temas destacados y para mantener la voluntad de seguir colaborando con lo que sea posible

La Alianza para la Gestión Sostenible del Agua de Ibiza y Formentera es un espacio para el diálogo, la transparencia y la construcción de consensos entre todos los actores que representan intereses colectivos en la gestión del agua en Ibiza y Formentera y está conformada por instituciones públicas, entes privados, sociedad civil y sector agrícola. Esta primera reunión del año mantenida con la Dirección General de Recursos Hídricos (DGRH) sirvió para ponernos al día de las acciones y actividades realizadas en 2016 por ambas partes y para trasladar a la DGRH las prioridades de la Alianza para el 2017. En función de las prioridades del 2017, se analizaron las posibles vías de colaboración. Este año se volverá a llevar a cabo la campaña “Vive la Isla, Cuida el Agua” y el Govern de les Illes Balears también tiene pensado seguir con su campaña. En este sentido vimos de poder coordinar las actuaciones para que no se solapen y que fueran complementarias y nos emplazamos a seguir en contacto durante estos meses.

Por otra parte, informamos a la DGRH que una de las máximas prioridades para la Alianza en 2017 es la puesta en marcha del Observatorio del Agua. Previamente a la reunión trasladamos, por registro, una petición de información detallada sobre los temas prioritarios y de su competencia, como son las Desaladoras y las Masas de Agua subterránea, para que nos proporcione la información de la que dispone respecto a cada uno de los temas, siguiendo la propuesta de indicadores que ha propia Alianza ha establecido. Destacamos que nos preocupa especialmente el estado cuantitativo y cualitativo de las masas de agua subterránea de Ibiza y Formentera y, por ello, hemos solicitado información actualizada sobre su estado, por masas.

En este sentido, la DGRH se comprometió a actualizar la información que les pedimos, a fecha de 2015, que es la fecha orientativa sobre la que están trabajando para elaborar el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual sequía en las Islas Baleares (PESIB) y la actualización del futuro PHIB. En los próximos meses nos harán llegar las fechas que hemos solicitado y que trataremos para dar contenido al Observatorio del Agua -como ya hace, en su caso, el OBSAM en Menorca- y también, hubo -hay un compromiso de actualizar los datos, a partir del próximo año, con una periodicidad mínima anual.

Por nuestra parte, la Alianza prestará colaboración a la DGRH en la detección de nuevos pozos en la isla de Ibiza donde poder hacer las medidas piezométricas periódicas necesarias para conocer el buen estado de las masas de agua subterráneas y tener un buen muestreo de la isla de Ibiza.

Además, aprovechamos la reunión para hablar de otros temas que preocupan a la sociedad de Ibiza y Formentera. En cuanto a los trabajos del anillo de interconexión, se está trabajando para que, si todo va bien, a mitad de verano esté terminado. En cuanto a la Desaladora de Santa Eulària, se están llevando a cabo los controles sanitarios adecuados, y en dos meses el agua desalada debería llegar al núcleo municipal de Santa Eulària.

Otra de los temas que nos preocupa es la escasa reutilización del agua depurada en Ibiza y Formentera. Desde la DGRH se pone atención sobre el problema de la gran cantidad de cloruros que llegan a las plantas depuradoras que, a pesar dispongan de un buen tratamiento, hacen que las aguas tratadas no se puedan reutilizar por un problema de sal. Se trata de un reto que hay que afrontar en la isla y, para ello, debemos trabajar para evitar las intrusiones de las aguas marinas en la red de abastecimiento, especialmente en la red de alcantarillado y para
que, una vez conectados todos los núcleos urbanos a las Desaladoras, se realicen los estudios oportunos para valorar los vertidos de sal que se producen en la red. De modo que, conjuntamente, trabajemos por una gestión sostenible del agua y para conseguir que tengamos un ciclo integral del agua.

Por otra parte, será interesante valorar proyectos que mejoren la salud de nuestros acuíferos como las balsas de infiltración, por ahora, de agua de lluvia, y una vez solucionado el problema de los cloruros, con agua depurada, como ahora harán en Menorca.

Para más información:
Sandra Benbeniste: 634.07.26.53; Lidia Serrano: 616.18.11.13