Juan Calvo (Coordinador técnico Alianza por el Agua)

La semana pasada fue noticia que la Unión Europea ha propuesto nuevas normas para facilitar la reutilización del agua para el riego agrícola. También la Ley Agraria de Baleares aprobada recientemente promueve el riego con agua regenerada. De esta manera, se pretende paliar la escasez hídrica en Europa y en Baleares en el contexto de adaptación al cambio climático. Las islas Pitiusas son un territorio que reúne todos los ingredientes para apostar por la reutilización del agua. Por una parte, la mayor parte de sus acuíferos están sobreexplotados o salinizados. Por otro lado, la mayor parte del agua depurada se vierte al mar sin reutilizar. Para ello, es un reto garantizar una depuración adecuada y ejecutar las infraestructuras hídricas necesarias para la reutilización. En Formentera se ha dado el primer paso con la puesta en marcha de la balsa de riego agrícola con agua regenerada de depuradora.  Los ayuntamientos de Sant Josep, Santa Eulària y Sant Antoni también están promoviendo proyectos para la reutilización del agua.

Leer artículo completo aquí