Juan Calvo (Coordinador técnico)

Los registros de incrementos de las temperaturas de los últimos años no dejan lugar a dudas sobre la actual crisis climática. Las Pitiusas no son ajenas al cambio climático y están sufriendo una intensificación de las sequías, inundaciones y otros riesgos naturales. El elevado desarrollo económico de Ibiza y Formentera redunda en una fuerte recaudación para las arcas públicas a través de los impuestos. Sin embargo, todavía la inversión pública es insuficiente para resolver los retos pendientes para garantizar la sostenibilidad de nuestras islas. Por ello, es tiempo para poner en marcha todas las actuaciones necesarias en abastecimiento, saneamiento y reutilización antes que los efectos del cambio climático comprometan nuestro desarrollo económico y patrimonio natural.

Leer artículo completo aquí