La Alianza por el Agua se promovió en el año 2015, después de unos años de sequía en la isla de Ibiza y tras el sentir social de que la problemática que rodeaba la gestión del agua debía ser abordada con urgencia. Por este motivo, la Fundación para la Conservación de Ibiza y Formentera (Ibiza Preservation Fund) promovió y financió el estudio “Análisis de la Gestión del Agua en Ibiza”, elaborado por especialistas del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universitat de les Illes Balears y con la participación local de técnicos del GEN/GOB. En este estudio, además de describir la grave situación general de los recursos hídricos en la isla de Ibiza se proponen diez propuestas para mejorar su gestión.

Tras la presentación de los resultados del estudio, y tras el éxito del trabajo común de la Alianza Mar Blava, se decidió por parte de la Fundación para la Conservación de Ibiza y Formentera y la organización Eivissa SOS Aigua empezar una rueda de contactos con los representantes de los diferentes sectores, sociales, institucionales, privados y agrícolas para valorar la posibilidad y el interés de crear un espacio en el que de forma conjunta se trabajase para mejorar la gestión del agua en Ibiza y Formentera que integrase la perspectiva de desarrollo sostenible. Así, se creó la Alianza por el Agua como espacio de diálogo, difusión y conocimiento donde están representados todos los actores públicos, privados y sociales vinculados al agua. Este planteamiento posibilita abordar la gestión del agua desde un enfoque integrador que reconozca que las causas del deterioro de los recursos hídricos y los ecosistemas acuáticos se debe a múltiples factores humanos interrelacionados.